Tagged: Cuentos de Inteligencia

fabula-esopo-mulo 0

El mulo – Fábula de Esopo

El Mulo Un mulo, redondo como una bola, fue llevado a la feria para ofrecerlo en venta. Los compradores, interesados por la presencia imponen-lo de la bestia, le preguntaron: —¿Quién ha sido tu padre?...

cuento-sastrecillo-valiente 0

El sastrecillo valiente

En el cuento “El sastrecillo valiente”, un pequeño sastre mató a 7 moscas de una vez, sintiéndose muy orgulloso y haciéndoselo saber a todo el mundo. Mucha gente creyó que no habían sido moscas,...

cuento-jack-judias-magicas 0

Las judías mágicas

Cuento tradicional, erróneamente atribuido a Hans Christian Andersen, puesto que en realidad es anónimo. Un cuento infantil ideal para contar a los más pequeños. Se llama Las judías mágicas o bien Las habichuelas mágicas. El personaje principal se llama Jack en la versión original, o Juanito en la versión española. El título original es “Jack and the beanstalk”.

El Mago de Oz 0

El Mago de Oz

Cuento: El Mago de Oz Leer el cuento El Mago de Oz   Valores de El Mago de Oz Inocencia, lealtad, ambición, nobleza, valor, inteligencia… debido a la riqueza de los personajes Vídeo del cuento...

¿Quién le pone el cascabel al gato?

¿Quién le pone el cascabel al gato?

En una casa vivían muchos ratoncitos vivían muy felices, haciendo lo que querían. Se paseaban por la cocina y se comían todo el queso.

Pero un día, Tomás llegó a casa. Tomás era un gato muy famoso por ser buen cazador de ratones. Ningún gato se atrevía a asomarse en la cocina por temor a ser devorado. Muchos ratones que habían tratado de burlar su vigilancia, habían perecido en las garras de Tomás, el temible gato.

cuento-pulgarcito 0

Pulgarcito

Érase un pobre campesino que estaba una noche junto al hogar atizando el fuego, mientras su mujer hilaba, sentada a su lado.
Dijo el hombre: – ¡Qué triste es no tener hijos! ¡Qué silencio en esta casa, mientras en las otras todo es ruido y alegría! – Sí -respondió la mujer, suspirando-. Aunque fuese uno solo, y aunque fuese pequeño como el pulgar, me daría por satisfecha. Lo querríamos más que nuestra vida.