Los Caracoles – Fábula de Esopo

Los Caracoles

El hijo de un pescador fué a los acantilados para proveerse de unos caracoles.

Cuando tuvo algunos, encendió una fogata y comenzó a asarlos, pues tenía hambre.

Los infelices comenzaron a rechinar sobre el fuego en lenta agonía. Al escucharlos, el adolescente exclamó:

—¡ Diablos de animales! Los estoy quemando vivos y ellos se ponen a cantar.

El pequeño pescador, sin salir de su asombro, relató a su padre lo ocurrido, y este le respondió:

—No te extrañes, hijo mío. En la vida, muchos se sacrifican por el bien de los demás.

You may also like...

Leave a Reply