El mono y el camello

Fábula de Esopo: El mono y el camello

Moraleja:

Buscar la popularidad es la manera más rápida de perder amigos.  

En una reunión de animales se levantó el mono y se puso a bailar; con su cuerpo pequeño y ágil, causó alegría y fue aplaudido por todos por sus destrezas. El camello, envidioso por su éxito, quiso recibir los mismos aplausos y se puso a bailar, y bailaba tan torpemente, porque su cuerpo muy grande y sus jorobas no lo acompañaban, que le resultó lo contrario y a los demás animales les cayó mal, se veía feo y hacía el ridículo, así que en vez de aplausos, recibió pifias y golpes, por tratar de hacerse el lindo y simpático no siéndolo.

You may also like...