La lechuga

cuento-de-la-lechuga

El cuento de la lechuga es un cuento muy didáctico, en el que se enseña cómo resolver un conflicto sin que ninguna parte se vea perjudicada, con la temática de la alimentación como fondo. Además se aprende de la profesión de agricultura, y los alimentos ecológicos. Los niños aprenden que las verduras no llegan al supermercado por arte de magia. Hay una tarea de siembra, cuidado y recolección de la planta.

Cuento de La lechuga

En casa de Teresa había un bonito huerto dónde su abuelo Tomás plantaba todo tipo de verduras: rábanos, pepinos, habas, espinacas, acelgas, calabacines y árboles frutales; había un naranjo, un olivo con hermosas aceitunas, y un gran limonero que daba unos limones muy jugosos.

Y como a Teresa le gustaba mucho la ensalada, además de coliflor, alcachofas y berenjenas, su abuelo plantaba muchas tomateras y también muchas lechugas.

Todas las mañanas, Piopí, un pajarito pequeñín, se daba una vuelta por el huerto y desayunaba hojitas de lechuga.

El abuelo, cuando las veía picoteadas se enfadaba mucho, no se imaginaba que lo hacía Piopí.

Un día de fiesta que no tenía que ir al colegio, Teresa se levantó muy temprano y fue a dar una vuelta por el huerto, y allí, comiéndose las lechugas estaba Piopí.

-Así que eres tú, pajarito, el que destroza las lechugas de mi abuelo,¿sabes? está muy enfadado.

-Hola, me llamo Piopí y me las como porque tengo hambre.

-Está bien Piopí, haremos una cosa, todas las mañanas, antes de irme al cole cogeré una hoja de lechuga y te la pondré en este platito, así no tendrás que picotearlas todas.

-Vale, Teresa, yo tampoco quiero que tu abuelo esté enfadado.

Y a partir de entonces, todas las mañanas, Teresa preparaba el desayuno a Piopí y de paso hablaba un rato con él.

El abuelo Tomás no podía ni imaginar cómo su nieta había solucionado el problema de las lechugas.

Vídeo educativo sobre la lechuga

You may also like...

Leave a Reply